Las Oficinas de Cambio Climático y Evaluación Ambiental del Ministerio del Medio Ambiente (MMA) elaboraron una guía metodológica, cuyo propósito es incorporar el cambio climático (CC) dentro los instrumentos de planificación y ordenamiento territorial a nivel regional y comunal, atendiendo a la diversa realidad de los territorios nacionales. Este hecho implica que, desde el inicio del diseño de un instrumento, sus actividades deben estar articuladas con la Evaluación Ambiental Estratégica (EAE) a nivel conceptual, procedimental y participativo. Este instrumento de gestión ambiental forma parte del marco regulatorio del MMA y permite incorporar las temáticas asociadas a la mitigación y la adaptación al cambio climático desde una perspectiva integrada y de manera anticipada.

La guía está dirigida a instituciones públicas que formulen instrumentos de ordenamiento y planificación territorial que apliquen la EAE. Sin embargo, fue diseñada para ser usada por otras entidades que busquen ampliar sus capacidades en estas materias y estará disponible a fines de este año para su difusión.

Sobre los objetivos de esta incorporación metodológica, Maritza Jadrijevic, coordinadora del área de Adaptación al Cambio Climático y Generación de Capacidades del MMA, indicó que el Cambio Climático es un tema transversal que, “requiere ser incorporado en los instrumentos de planificación y políticas de manera de evitar posibles daños económicos, sociales o ambientales causados por sus impactos. La EAE permite desde el inicio del desarrollo de los instrumentos, incorporar criterios de cambio climático, lo cual resulta fundamental para un diseño adecuado con medidas de adaptación al cambio climático y de mitigación de GEI”.

La guía apunta a incorporar el Cambio Climático dentro de las consideraciones ambientales del desarrollo sustentable, tomando en cuenta el uso de instrumentos estratégicos disponibles en el país. Con esa finalidad, aporta de manera práctica conceptos, alcances, metodologías e información asociada a la mitigación y adaptación, considerando los distintos niveles y dinámicas territoriales, tanto regionales como locales, junto a las atribuciones y competencias normativas de cada instrumento. Así se pretende apoyar la toma de decisiones, con la finalidad de atender aquellas problemáticas que resulten prioritarias en cada zona del país.

Fuente: Ministerio del Medio Ambiente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *